Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

¡Zas! Madrid | March 2, 2024

Scroll to top

Top

No Comments

'Todo lo que veo me sobrevivirá', exposición de Juan Muñoz, en la Sala Alcalá 31 - ¡Zas! Madrid

‘Todo lo que veo me sobrevivirá’, exposición de Juan Muñoz, en la Sala Alcalá 31
Misael García Lanzas

Todo lo que veo me sobrevivirá, una exposición que conmemora los setenta años del nacimiento del artista

El escultor, ilustrador y creador de artes auditivas Juan Muñoz (Madrid, 1953 – Ibiza, 2001). Fotografía de Hugo Glendinning.

La muestra estará abierta hasta el 11 de junio en la Sala Alcalá 31

«… Dejarse invadir por el malestar o el vacío, para que, así, el misterio o la nada que estos espectros esconden celosamente, y sólo comparten entre ellos y su reflejo, queden intactos»

¿Juan Muñoz?

Nada más entrar en la exposición, me encuentro con la violencia contenida y silenciosa de la enana que se mira en el espejo. Al acercarme a ella por su espalda, al observar su cuerpo como comprimido por un sufrimiento particular e inexpresable, confinado en los límites de su pequeño volumen, siento invadir su soledad, la privada contemplación de sí misma. Y, cuando aparezco en el espejo, este me expulsa.

Juan Muñoz, Sara with Blue Dress [Sara con vestido azul] (1996).

Los espectros rodean un vacío en el que palpita una especie de broma secreta. Sus cuerpos blancos están secos, no transpiran. Su rostro está repetido hasta desaparecer y no tienen pupilas. Sus pies se hunden en el suelo también blanco, como si les resultara líquido o virtual. Como si no habitaran el sólido mundo de los vivos, y rieran ante su apariencia de realidad.

Juan Muñoz, Plaza, (1996).

Los vigilantes, inválidos para impedirme el paso, sin embargo hilan una tensión amenazante entre ellos; temo atravesarla. Después de lograrlo, un nuevo espectro solitario me ignora, contemplando sonriente, en su espejo, desde muy cerca, su rostro deformado por una nariz postiza. Desde este segundo piso, un corredor que bordea la sala diáfana, puede verse el conjunto circular de chinos. Y percibo mejor el hermetismo de su broma sagrada y banal, imperturbable en el flujo de visitantes que se acercan, se alejan, pasan de largo. Dos chinos apartados del grupo forman otro conjunto, como si Juan Muñoz hubiese querido presentar un ejemplo equivalente pero reducido al mínimo.

Unas vitrinas encierran objetos de cristal ajenos e inaccesibles, pero que, extrañamente, me sugieren continuidad e intimidad, parecen concernirme, exponer vergüenzas concretas que creía haber ocultado incluso a mi memoria. Son, a la vez, esenciales y vulgares, y están deshaciéndose como minerales.

Juan Muñoz, Con la corda alla boca (1997).

El chino gris gira colgado por la lengua sin sentir dolor. Y dos ríen sentados frente a la muerte; ríen de la muerte (¿?), pero no se sabe si realmente ríen. Ya están muertos.

Tres muertos de cara amarilla emergen como la cabeza de una oruga de tres alfombras enrolladas con estampado geométrico y gastado, similar a las representaciones tibetanas del Samsara. Percibo la presencia del enano; ahí está, callado, delante de tres columnas espirales como las de Constantin Brancusi.

En el interior del vehículo accidentado se enroscan escaleras, veo ventanas cerradas de una casa o ciudad inhabitables. ¿Qué es ese momento catastrófico petrificado en negro, en el que ha empezado a desarrollarse la vida?

Me siento casi aliviado al abandonar la exposición, ese espacio entretejido de tensiones en cuya red, aquí y allá, se palpan esferas que podrían contener una resolución, pero que siempre permanecen selladas.

Una última reflexión impertinente: no creo tan beneficioso el leer las cartelas explicativas, o dejarse guiar por nadie, siquiera por las palabras del propio autor acerca de su obra, como dejarse invadir por el malestar o el vacío, para que, así, el misterio o la nada que estos espectros esconden celosamente, y sólo comparten entre ellos y su reflejo, queden intactos.




Print Friendly, PDF & Email

Submit a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies